Archivo de la etiqueta: stanford

Apuntes sobre el curso de “Technology Entrepreneurship”

Hace unos días estuve hablando con Manuel Ángel Méndez, que además de colaborar con El País con el blog “Tecnolomía“, es avilesino, de mi quinta, y fuimos juntos a la Escuela de Idiomas en Avilés, cuando para llegar allí aún había que pasear al lado del Tuluergo, ese riachuelo tan de nuestra villa.

Hablamos de los cursos online masivos: esos que ofrecen entidades como la Universidad de Stanford, de gratis, que se apuntan 30.000 personas, y que ofrecen contenidos de mucha calidad con gente de nivel. A mi me pusieron sobre la pista mis compañeros del ICEX, me apunté al de “Technology Entrepreneurship“, o cómo montar una empresa tecnológica, y me quedé la mar de satisfecho. Tanto como esto, que publicó El País:

Rafael Font, informático empleado en el Parlamento Europeo en Bruselas, se apuntó a un curso de emprendimiento tecnológico en otra plataforma, VentureLab, propia de Stanford. “Me pareció muy útil, aporta conocimientos de alta calidad y contrastados. Ahora me siento con fuerzas para crear mi propia empresa”.

¿No queda la última frase genial como anuncio de champú? “Desde que uso Sidal Vasoon, me siento con fuerzas para crear mi propia empresa“.  Claro que con un padre empresario, una madre que trabaja por cuenta propia, y un hermano que ha montado una spin-off del negocio paterno… pues sólo faltaba el niñín en el rollo emprendedor.

El artículo analiza las plataformas online que ofrecen estos cursos, sus posibilidades, y su funcionamiento. Es una lectura muy recomendable: “Estudie gratis en Harvard o Stanford

El caso es que he ido compilando apuntes de este curso (y otro parecido que hago ahora) en un Google Doc, que pongo aquí por si fuese de utilidad para alguien. Los apuntes están en inglés, siguen en desarrollo, y se pueden hacer comentarios, están disponibles en “Notes on Technology Entrepreneurship“. Su estructura es la siguiente:

Grandes ideas

Comienzo con las grandes recomendaciones de emprendedores conocidos, con esas ideas que inspiran, sacadas de sus charlas, y que te pueden abrir la mente, tipo lo que dicen los de Instagram:

Siempre me preguntan ¿Cómo tuvisteis esa idea tan genial? No hubo un momento en el que dijéramos “Oh, si, fotos con filtros!”. Las ideas en realidad son el resultado de muchas iteraciones, y tu trabajo es explorar las posibles soluciones hasta que encuentres el espacio en el que encajas.

Vamos, que la idea genial es un proceso iterativo, no se consigue a la primera.

Cómo montar tu equipo

¿Qué gente puedes necesitar para embarcarte en esto? Aquí el profe Eesley sacaba las estadísticas y decía: “si estáis en un entorno cooperativo, es mejor que tengáis un equipo tirando a técnico; si en cambio el entorno es competitivo, mejor que tengais un equipo más diverso“.

Cómo ejercer la creatividad

Porque una cosa es hacer un brainstorming así a lo loco, y otra hacer un buen brainstorming, estructurado, donde la gente piensa ideas por separado y luego las pone en común y se discute. Así funciona mejor, al próximo que venga a hacer un brainstorming desorganizado puedes mandarlo a paseo.

El Business Model Canvas

Este es uno de los grandes inventos: para montar una empresa no necesitas crear un tocho de 200 páginas de modelo de negocio. En realidad sólo necesitas una página, donde venga lo principal, y luego esa página la vas modificando según avanzas en tus ideas. Como decía antes, las ideas geniales son un proceso iterativo, así que habrá que modificar el Canvas muchas veces. ¿Tienes una idea de un negocio? Pásala al Business Model Canvas.

La diferencia entre una empresa normal y una start-up

Voy a montar una empresa“, así, a secas, quizá no sea la mejor idea. Una empresa ya sabe lo que tiene que hacer. Tu lo que tienes que montar es una organización que busque ese modelo de negocio que funcione, y más adelante se convierta en una empresa. Esa organización preparada para buscar, para iterar hasta encontrar la idea genial, eso es la start-up.

A vender. De forma organizada.

¿Cómo se consigue un cliente? No salen de la nada. Un cliente es una persona de entre las 10 que han visto tu web, que a su vez son parte de las 1.000 que te conocen, que a su vez son parte de las 10.000 que forman tu mercado potencial. Hay un “embudo de ventas”, que te hace entender dónde puedes actuar para tener más clientes.

Show me the money

Habrá quien piense que tienes una idea razonable y le interese echarte una mano (económica) para que sigas investigando y la lleves a buen puerto. Pero no todos los inversores son iguales: unos invierten en las primeras fases, otros cuando tienes el producto listo, y otros cuando estás dando el salto y pasando a gran escala. Cuando al arrancar seas un incomprendido y nadie entienda que lo que tienes entre manos va a cambiar el mundo, debes buscar las pelas entre los FFF. Friends, Family… and Fools.

A iterar

Las grandes claves del emprendedurismo resumidas en este post, ¿qué mejor relación calidad/precio/tiempo invertido? Pero si de verdad te pica lo del emprendedurismo y quieres oir a gente con experiencia, con estudios sobre lo que funciona y lo que no, muy cerquita de Silicon Valley donde son especialistas en esto, dale al curso de Chuck Eesley y déjate llevar.

1 comentario

Archivado bajo Personal