Archivo de la categoría: worldview

Reflexiones de un padrino ateo

Hace unos meses se bautizaba mi sobrina Daniella. Lorena y Javi, no contentos con que la niña tuviese dos buenos tíos (buenos), decidieron que además, seríamos padrinos. Padrino y padrino, rompiendo tópicos. Con el compromiso de que la chiquilla sea del Sporting y alguna otra cosa que nos dijeron pero que no retuvimos.

Para un padrino ateo practicante el bautizo es casi una experiencia religiosa. Y sobre todo, ese sentimiento de responsabilidad para en el futuro contarle a la neña que no, que Dios no existe pero que haga como todos los demás y disimule. ¿Qué podré irle diciendo a Daniella según crezca para que entienda esto de los Dioses, las religiones, y las fés?

De unos años acá soy más tolerante con la religión. Primero leí “La insoportable levedad del ser”. Luego conocí a las diosas que habitan en las montañas del hoy tan maltrecho Nepal. Más adelante me encontré en Jerusalén con tres religiones hijas de un mismo Dios. Y recientemente en Ghana con esa fé tan espectacular en todos los estratos sociales. Esto de la religión es un fenómeno a estudiar.

En el bautizo de Daniella se leyó el Génesis. Espectacular inauguración del mundo a cargo de un joven Dios que lo petó en 6 días y creó la semana como efecto colateral. Mención aparte para la creación del Domingo, que en los idiomas latinos significa “el día del señor”, mientras que en otros es “el día del sol” (Sunday). ¡Herejes!

Total, que mientras allí se desgranaba la primera semana de la humanidad, a mi me venía a la mente ese texto de Carl Sagan, “la historia del universo en 1 año”. Si el 1 de enero fuese el Big Bang, y el 31 de diciembre el día de hoy, ¿en qué día del año habría aparecido el Homo Sapiens? (Estímalo ahora que en el próximo párrafo vienen spoilers).

La vía láctea se habría formado en marzo. El sistema solar, en septiembre. En diciembre aparecerían las primeras formas de vida multicelulares. Los dinosaurios aparecerían el día 24 de diciembre y desaparecerían el 30. El día 31, a las 2 de la tarde, aparecen los primeros homínidos. A medianoche menos un cuarto descubren el fuego. Cuando faltan 15 segundos para acabar el año surge la civilización egipcia, y en el último segundo América descubre a Colón.

La historia bíblica gana a la científica por varias razones:

  1. Nadie iba a entender de qué carajo estaba hablando Carl Sagan hace 3.000 años;
  2. La ciencia no deja espacio para el fin de semana (como bien saben los estudiantes de doctorado); y
  3. No es posible que el ser humano sea tan irrelevante.

Por eso el hombre crea a Dios a su imagen y semejanza. Porque si no, todo esto, ¿para qué? No, el hombre *tiene* que ser el centro de la creación. No me vengas con razonamientos, sencillamente *tiene* que existir un Dios todopoderoso y los hombres nada más y nada menos tienen que ser sus hijos.

La existencia de Dios es un tranquilizante cuando no entendemos lo que está pasando. Es bueno pensar que alguien lo tiene todo controlado. Tanto si algo sale bien porque estás “en gracia de Dios” (o te sientes “como Dios”), como si hay algún desastre, que entonces es “porque Dios lo quiso” y eso nos ayuda a superarlo.

Equiparar, por ejemplo, un terremoto con la voluntad de Dios nos abre un camino interesante: equiparar a Dios con las leyes de la naturaleza. Y si Dios son las leyes de la naturaleza, entonces qué fácil se entiende ahora eso de “Dios está en todas partes”. Por eso, cuando te pegas un rodillazo con la madera de la cama, son las leyes de la naturaleza (Dios) las que hacen que la madera sea dura, tu rodilla blanda, y la potencia del golpe resulte en un moratón. Si yo crease una religión seguiría este sistema, y estaría permitido blasfemar diciendo “Mecagüen las leyes de la naturaleza que hacen que la madera sea dura, mi rodilla blanda, y la fuerza del impacto me haya generado este moratón”.

Todas las civilizaciones se han pegado rodillazos contra la madera de la cama, y todas han descubierto a Dios. Puede que las camas hayan sido diferentes, pero las leyes de la naturaleza, ergo Dios, han sido siempre las mismas. Dios es el mismo en todos los sitios. Y en concreto, en el sitio en el que es el más mismo de todos, es en el judaísmo, el cristianismo, y el islam. Unos se pegaron un rodillazo con la madera de la cama, otros una patada, y otros un cabezazo, y pese a eso, tienen todos razón, a la vez. Uno diría que el hecho de que la ciudad santa sea la misma para las tres religiones podría darles alguna pista, pero parece que les cuesta pillarlo.

Quizá mi ahijada decida crearse su propia religión. Y qué le voy a decir yo…¡si todo el mundo lo está haciendo también!

Deja un comentario

Archivado bajo Personal, worldview

400 años esperando el 15M

Releyendo la historia de España (contada para escépticos) tras el 15M, me parece que estamos en el momento en que más posible es que exista una Democracia Real. Hoy tenemos un movimiento ciudadano que ha explosionado, un pueblo formado y culto, y una batería de nuevas tecnologías que posibilitan que se mueva la información y que se tomen decisiones democráticas más de una vez cada cuatro años, incluso en una población de muchos millones de habitantes.

En los últimos tres mil años España ha sido gobernada por diferentes élites, que han ido cambiando con el tiempo. Empezaron los cartagineses, que vinieron aquí porque les hacía falta materia prima y en Cartagena montaron una base naval para sacar mineral. Luego fueron los romanos los que decidieron que querían unificar Europa por la fuerza de las armas y del latín. Más tarde los pueblos visigodos hicieron su entrada, en especial llaman la atención esos 3 que siempre se mencionan juntos en la misma página del libro de Historia de tercero de BUP: suevos, vándalos y alanos, de muy diferentes procedencias y que llegaron aquí porque les echaron de otros sitios. Después les tocó el turno a los árabes, que impusieron el cero y la medicina por casi todos los rincones de la península, y luego, sin muchas prisas, los reyes cristianos fueron reconquistando el territorio.

En resumen: España fue cartaginesa, romana, visigoda, árabe y cristiana. “España”, ¿pero a qué nos estamos refiriendo con el término “España”? La población durante esas épocas era de entre cuatro y seis millones de personas, ¿fueron todos ellos primero cartagineses, luego romanos, etcétera? Los conquistadores visigodos andarían por los 200.000, y los árabes por 60.000, y ahí está el quid de la cuestión, quienes fueron cambiando fueron las élites gobernantes, más listas, más educadas, más guerreras y con más recursos, pero no “el pueblo de España”, los 4 millones de incultos campesinos con una vida media de 35 años que cambiaban de religión según la cambiaban sus amos.

A mitad de milenio se va configurando el Reino de las Españas. Los Reyes Católicos reciben ese sobrenombre por su fervor xenófobo expulsando a los que no practicaban su religión, y en utilizar la Santa máquina de torturar llamada Inquisición para limpiar el recién unificado país. Líderes preclaros, que puestos a elegir entre economía y religión, decidieron hacer al país pobre (que no pobre de espíritu).

Como buenos reyes, se dedicaron a casar a sus hijas con las monarquías con quienes se querían llevar bien, y a Juana la loca la casaron con Felipe, que por muy hermoso que fuera, era también un habsburgo, un Austria. Y recién formada España, ya cayó en manos extranjeras. Después de los Reyes Católicos, el siguiente monarca español fue el hijo de Juana la loca y Felipe el hermoso, y que desembarcó en Asturias después de haber decidido él mismo nombrarse Rey: Carlos (primero de España y quinto de Alemania). La primera petición que las Cortes de Castilla le hicieron al nuevo monarca fue… que aprendiera a hablar español. Tócate los huevos, o como dicen los angloparlantes: WTF.

Flandes pasó a formar parte de España. ¿O en realidad no? Flandes era un territorio sobre el que mandaba Carlos, eran sus propios intereses y los de su familia, no los del pueblo español. Cuando en los libros de historia se habla de “los intereses españoles”, es una simplificación que lleva a un error de concepto: eran los intereses de la élite gobernante los que estaban en juego. Para defender esos intereses privados se mandó a los Tercios a dejarse la sangre en Flandes, se despilfarraron las riquezas llegadas de América, se llevó al país a la bancarrota varias veces. Carlos I de España, el rey que se oponía a la independencia de los Países Bajos, había nacido en Gante: era su guerra y no la nuestra.

Después de Carlos I llegaron otros Austrias que casándose entre familiares fueron maltratando los genes hasta la esterilidad de Carlos II. En concreto los Felipes: II, III y IV fueron simultáneamente reyes de España y Portugal. La política de “casar hijas” de la casa de Austria daba buenos resultados, y Portugal fue “pa la saca”, hecho que todavía levanta ampollas entre nuestros vecinos. Han de saber los portugueses que Portugal nunca perteneció a España, sino que tanto España como Portugal pertenecieron ambas a los Austrias, esa dinastía de inútiles gestores que tan bien dilapidaron las fortunas de los territorios que gobernaban. Para qué construir telares, Universidades e industrias, pudiendo gastar el dinero en batallas.

Al final uno acaba por hacerse (más) republicano de la mala leche que le entra leyendo sobre Austrias y Borbones utilizando su poder para tirar por la borda países que creían de su propiedad. Y aunque siga cantando a voz en grito a Los Nikis, me quedo con la sensación de que la “Historia de España” es en realidad una opereta que debe ser rebautizada como “Con quien se acostaban las élites que mangonearon España para sus propios intereses”.

El borbón actual ya no tiene súbditos (tan) incultos: ya somos capaces de gobernarnos por nosotros mismos. Puede que Juan Carlos I, gracias a la transición a la democracia liberal, se haya ganado el derecho a ser el último rey. De todas formas, que no nos despiste la República, pues las élites gobernantes ya no están en la Monarquía: ahora se llaman “mercados”.

Deja un comentario

Archivado bajo worldview

Porque nómada nací, del desierto escaparé

Porque nómada nací
del desierto escaparé
ya no hay anclas en mi mente
la danza del viento es mi compás.

Estas cuatro frases me acompañan desde que tenía 16 años, que recuerde. Todavía hoy son el mensaje de bienvenida del móvil. Pero no recuerdo dónde las leí, donde pude haber encontrado ese texto que ha sido una constante en mi vida, a veces discretamente, a veces a voces.

Porque nómada nací

Ese espíritu nómada, ese querer moverse, no estar quieto en ningún sitio, ese saber que hay que ponerse a caminar, continuamente.

del desierto escaparé

Antes de venir a Bruselas habité en el desierto cultural de Avilés. Pero hay otros desiertos, está lleno de ellos.

ya no hay anclas en mi mente

Quizá es más una declaración de intenciones que una realidad. No, no hay anclas que me impidan viajar, pero sí he descubierto otras anclas mentales que cuesta (querer) levantar.

la danza del viento es mi compás

Y me dejo llevar, pero con criterio. No es ir hacia donde quiera que sople el viento. Es más bien de tener una idea abstracta de lo que quieres, de orientarte en la dirección en la que quieres ir, y cuando sople el viento, dejarse llevar. Pero para esto hay que saber cuando sopla el viento.

El objetivo del viaje es el propio viaje

Una de las grandes enseñanzas de la vida, según Terzani (y otros), es aprender que el objetivo del viaje no es el destino, sino el viaje en sí. Por eso cuando vamos a León desde Asturias merece la pena salirse de la autopista y subir por Pajares, parar a comprar el pan en Busdongo, y de paso un décimo de lotería de Navidad (oye, por si acaso). Por eso cuando el Estrella Costa Verde para… o paraba, maldito AVE, en Venta de Baños a las 3 de la mañana de camino a la capital, lo suyo era desperezarse y salir al frío andén a ver cómo lo enganchaban a los trenes que venían de Santander y Bilbao, y a la mañana siguiente en Chamartín el “gran” convoy de 2 vagones que salió la noche anterior de Oviedo se había convertido en un tren en condiciones. Por eso tardamos 4 días en hacer Asturias – Bruselas en coche, porque todo lo intermedio, el viaje, era lo que había que disfrutar.

Busco por Google y no hay manera, ¿alguien sabe de donde puede haber salido el “porque nómada nací“?

11 comentarios

Archivado bajo MePicaEnFlandes, worldview

Feliz Navidad de 1914

El sentido de la Navidad en 2007 es volver a casa, como el del turrón, y volver a ver a los amigos y a la familia. Es fácil sentirse un extraño entre el consumismo navideño, en la batalla política que nos inyectan en los informativos, y a veces en la propia ciudad.

Hablando de consumismo: para decirme que me aprecias no hace falta contribuir al despilfarro inútil. Así que no me regales nada, ya tengo todo lo que necesito. A cambio, comamos juntos un día.

La Navidad en 1914 poco tiene que ver con esta. Europa estaba en guerra, Bélgica era una trinchera y un cementerio, y Francia y Alemania todavía no habían aprendido a dirimir sus diferencias en un campo de fútbol o en un Consejo Europeo, así que se masacraban entre el barro y el frío, bajo el fuego de balas y morteros, y dejando alrededor muertos y heridos. Sin embargo…

Un espíritu más fuerte que la guerra surgió aquella noche. Diciembre de 1914… frío, claro y brillante. Las fronteras de los países desaparecieron cuando todos se unieron y decidieron no luchar.



Esta es la “Feliz Navidad” de la que quiero hablar. La que comenzó cuando los alemanes adornaron sus trincheras con motivos navideños, y siguió cuando los británicos respondieron cantando villancicos. La Navidad surrealista en la que combatientes jugaban al fútbol después de estar pegándose tiros, y compartían un whisky y cigarrillos con los del otro lado. La Feliz Navidad que termina cuando los mandos de ambos bandos castigan a las tropas que confraternizaban con el “enemigo”. La Navidad de las Pipas de la Paz.

Una recomendación: una gran historia ocultada por la Historia, un tremendo alegato pacifista, un emotivo cuento de Navidad. La película que cuenta cómo soldados de uno y otro bando lograban burlar a sus mandos y se veían en tierra de nadie para desearse mutuamente “Feliz Navidad

Feliz Navidad

2 comentarios

Archivado bajo worldview

Guía de evaluación de los líderes mundiales en la cumbre de Bali

Nuestros líderes mundiales se reúnen del 3 al 14 de diciembre en Bali (Indonesia), convocados por Naciones Unidas. Es una nueva oportunidad para que los ciudadanos les evaluemos, como sus jefes que somos.

Así comienza el artículo que firmé el viernes en El Comercio/La voz de Avilés: El papel de los líderes mundiales en Bali. Pretende ser una guía para que los pagadores de impuestos puedan juzgar si su dinero se emplea adecuadamente en esta cumbre mundial. El texto aparece recortado por razones de espacio., y aunque se ha respetado el espíritu, se entiende mejor íntegro y se puede leer en Asturias Verde.

Con el texto recortado se pierde énfasis en algunas ideas:

– El marco de las negociaciones: Kyoto pretendía una rebaja del 5% de las emisiones con respecto a 1990. En Bali se está hablando de reducir entre el 25 y el 40%.

– No podemos dejarnos engañar por EEUU. En su momento negociaron Kyoto y luego se lo pasaron por el forro. Habrá que hacer toda la presión posible para que la primera economía mundial reconozca la existencia y efectos del Cambio Climático

– Democracia también es desarrollo, y esto hay que recordárselo sobre todo a China.

– La Unión Europea ha adoptado una postura muy inteligente: dice que reducirá el 20% por su cuenta, y el 30% si los demás colaboran. Dejé fuera del artículo a propósito cualquier referencia al Dilema del Prisionero, aunque creo que tiene aplicación aquí. La mejor estrategia para el beneficio mutuo es colaborar cuando los demás colaboran. Poniendo sobre la mesa sus intenciones, Europa adopta el mejor papel para convencer a los demás.

– Las empresas también quieren un resultado de Bali, y es un mensaje claro que les permita planificar sus operaciones con antelación. No es habitual escuchar una preocupación por las empresas desde posiciones verdes, pero en este caso resulta razonable. Las empresas se mueven por donde les marca la sociedad, y les da igual que se bajen mucho o poco las emisiones (en términos generales). Lo que quieren es que las reglas del juego estén claras para poder optimizar sus planes a medio y largo plazo.

Hay en este artículo dos puntos que quiero resaltar especialmente:

Primero, un debate ético. El Primer Mundo se ha desarrollado usando energías sucias, y la responsabilidad de la situación climática es nuestra. Por otra parte, los países emergentes tienen derecho a desarrollarse. ¿No tienen derecho a hacerlo usando también centrales baratas de carbón, pese a las emisiones que generan? ¿No tienen el mismo derecho a cargarse el planeta que tuvimos nosotros? ¿Qué fuerza moral tenemos para frenar ahora su desarrollo escudándonos en cuestiones climáticas?

La propuesta que hago para resolver ese tema es una transferencia tecnológica de Norte a Sur. Si no queremos que China use centrales térmicas, ofrezcamosle la tecnología para que desarrolle la eólica, la geotérmica, y la solar. Y no solo eso, sino que les resulte más barato. Es decir, si hay que subvencionar la eólica china a cambio de que no usen térmicas de carbón, se subvenciona.

El segundo punto son las tecnologías abiertas y las patentes. La idea en este caso es que una patente que tenga validez sobre una tecnología energética renovable va a ser un freno. Va a suponer que para un país emergente sea más caro usar esa renovable que no otra tecnología sucia. La solución que propongo pasa por la supresión de las patentes, al menos para los países menos desarrollados, y por el uso de tecnologías abiertas. La misma idea que el software libre y que los medicamentos genéricos. Hammerstein lo redacta muy acertadamente: “una tecnología verde genérica libre de patentes procedente de la investigación con fondos públicos en los países del norte“. En otras palabras, si la India quiere construir plantas eólicas y solares, debería de poder hacerlo sin tener que pagar patentes, y el dinero para investigación y mejora de estas tecnologías ha de proceder principalmente de quienes son responsables del desaguisado medioambiental mundial: el primer mundo.

Al Primer Mundo, responsable del estado de las cosas, le toca ser generoso, y serlo ya.

Todas estas ideas han surgido a base de muchas conversaciones con mucha gente, así que se agradecen especialmente los comentarios al respecto, para que sigan madurando.

Deja un comentario

Archivado bajo Verdes, worldview

¿Tienes 25 dólares para financiar a emprendedores en el tercer mundo?

En 2006 el premio Nobel de la Paz se lo llevaron Muhammad Yunus, y el Grameen Bank. La razón: los microcréditos, líneas de préstamo para gente pobre que jamás tendría opción a crédito de seguir los criterios habituales de los bancos.

Dos cuestiones: ¿Un banco ganando el Nobel de la Paz? ¿Dar créditos a gente que no los puede pagar no es una locura?

El microcrédito, entendido como un préstamo a emprendedores en los países más desfavorecidos (seamos correctos: más puteados), se ha consolidado como una de las herramientas para el desarrollo más importantes de la actualidad. Además, llevando a cabo una idea que en principio puede parecer una locura: ofrecer créditos a quienes apenas tienen dinero.

Y el caso es que funciona. Los emprendedores del tercer mundo no necesitan grandes cantidades de dinero para poner a funcionar sus negocios. La mayor parte de quienes reciben estos préstamos son mujeres, que logran poner en marcha su negocio, expandirlo, contratar a más gente si se tercia, y obtener suficientes beneficios para devolver el préstamo, que suele tener unos intereses muy altos.

Hasta ahora, para nosotros, el microcrédito era una herramienta teórica, de la que habíamos oído hablar (poco) a algún iluminado, y que en todo caso nos pillaba muy lejos.

Ya no. A través de una red social, ahora podemos formar parte de esto. Ahora puedo, desde el salón de mi casa, financiar a emprendedores al otro lado del planeta. Necesito 25 dólares, y un montón de amigos que pongan otros 25.

La propuesta es la siguiente:

– Los emprendedores explican su proyecto. Por ejemplo Patricia Odoo, 30 años, de Ghana, madre soltera y emprendedora. Antes vendía cosméticos, pero se dió cuenta que una tienda de telas y de material para elaborar ropa tenía más tirón. Ahora quiere consolidar su tienda, comprando mercancía (telas, cremalleras, etc.) y necesita 1.025 dólares. Los devolverá en 6 meses.

– Una entidad de microfinanciación evalúa su proyecto. En este caso es Sinapi Aba Trust, una ONG cristiana sin ánimo de lucro, que lleva 13 años trabajando en Ghana. Ha analizado el proyecto de Patricia y ve que tiene todas las garantías de éxito. Será esta entidad la que entregue el dinero y gestione el cobro.

– Tu y yo vemos esta información en Kiva. Nos interesa prestarle dinero a Patricia para que amplíe su negocio. Le dejamos 25 dólares, y esperamos a que otra gente ponga su parte hasta completar el dinero requerido. En Kiva se gestionan casi 25.000 proyectos como el de Patricia. Hay 66 entidades como Sinapi Aba. Necesitábamos un montón de amigos para que nuestros 25 dólares sirvieran para algo, ¿qué te parecen 157.000? Con razón el número de días que se tarda de media en financiar un proyecto es de 1,03.

– Cuando se ha recaudado todo el dinero necesario, la entidad microfinanciera le entrega el dinero al emprendedor, y controla que lo vaya devolviendo en el plazo establecido. Cuando todo el dinero se ha devuelto, nos reingresan nuestros 25 dólares.

El usuario de la web no gana dinero, sólo recupera lo que ha puesto. Los microcréditos se ofrecen a un alto interés a los emprendedores, y ese interés cubre los gastos de la entidad de microcrédito.

Como en todo, hay riesgos. Puede que haya quien no pueda devolver el dinero, y puede que demos con un listo que no quiera hacerlo. Además, en zonas conflictivas como la franja de Gaza la situación tan difícil del entorno provoca mayores dificultades. Todos los datos sobre los impagos se pueden consultar en la sección de “partners” de la web, que generalmente explica las causas de los mismos. Con todo, hasta la fecha, y habiendo hecho préstamos por casi 16 millones de dólares, el porcentaje de impagos es del 0,23%.

Comencé con esto animado por Javi, y entre los negocios que estamos financiado están: Zahir Orujov, un pastor de Azerbayán que va a comprar 10 ovejas más; Karen Castro, una chavala ecuatoriana que tiene una tienda de gas; y Adesuwa Okugbu, que vende en Nigeria material de construcción. Y alguno más, a razón de 25 dólares cada uno.

Zahir OrujovAdesuwa Okugbu

Para participar basta con darse de alta, subir unos cuantos dólares a través de PayPal con la tarjeta de crédito, y seleccionar el negocio que más te guste. También puedo enviarte una invitación al correo electrónico, y así puedo ver lo que financian mis amigos: Vanessa sobre todo quiere apoyar a mujeres africanas, y Rober está pensando en hacer un artículo sobre Kiva para algún periódico asturiano o nacional, y sería la primera vez que se publica algo sobre esto en España.

¿Te animas?

1 comentario

Archivado bajo worldview

El jueves es el día del censor

Un juez decidió que una portada de El Jueves era delictiva, y decidió retirar el número de los quioscos y cerrar la web . Según se supo esta retirada, los lectores compraron todos los números que quedaban y reprodujeron hasta la saciedad la portada polémica en Internet. La noticia en Menéame alcanzó más de 3000 votos.

¿El delito? Mostrar a los príncipes en una actitud “claramente denigrante y objetivamente infamante”. Los príncipes aparecen follando, Felipe atacando por detrás a su señora (que el ojo experto adivine más detalles). Y para el juez, esto es denigra e infama a la Corona. ¿Será por estar al turrón, por la posturita, por el comentario jocoso?

¿El verdadero motivo de la retirada de la revista, aparte del delito? Pues como candidato principal: no se puede uno meter con la monarquía española. En otros países sí que se puede, y de hecho “correrse en la cara de la reina Beatrix (de los Países Bajos) es como hacerlo sobre una moneda gigantesca”, decía un humorista holandés. Aunque son mejores los humoristas patrios, parodiando al Rey y al Príncipe cuando se van de “campamento”.

Al cabo de varios días de polémica, creo que este asunto demuestra que no hay censura posible gracias a Internet. En cuanto se ha sabido que un juez decretaba el secuestro de la publicación, la portada censurada se ha multiplicado por la red. No sólo no se ha conseguido el objetivo de evitarla, sino que se ha propagado su repercusión como en la mejor campaña de marketing viral posible. Cosa que además le viene mal a la propia Corona: seguro que nuestro campechano monarca goza de más simpatía cuando se sabe reir de sí mismo.

En este caso, estamos por encima de las leyes. Puede que El Jueves haya caído una vez, pero se levantará y seguirá publicando en la misma línea (basta ver la portada del siguiente número ). El resto sabemos que aunque venzan a uno, no nos pueden vencer a todos. Lo que se puede hacer y lo que no, en este caso, ya no lo marca la ley: ahora y gracias a Internet, lo marcan los ciudadanos.

La portada ya no es un chiste más, ahora se ha convertido en un símbolo.

eljueves.png

5 comentarios

Archivado bajo worldview