Brüsel, la ciudad oscura

BRÜSEL. ( Pronounced Brüzel )  One of the largest of the Obscure Cities; located in the north-western part of the Continent, on the shore of the Neptunic Ocean .  Formerly under the rule of the city of Muhka,  now directed by a College of échevins [Deputy-Mayors] headed by a Burgermeister.  French and Flemish are the main spoken languages.  Starting in 736 AT, the city was completely reconstructed, but this change took many years to accomplish, and only at the cost of immense difficulties (B, EC, GC).  The Palais des Trois Pouvoirs (Palace of the Three Powers) is known to have communicated with the Brussels Courthouse, as did the subway station Porte de Hal .


Bruselas la Gris

Un lugar tan institucional como éste ya es gris de por sí por el ambiente funcionarial que soporta. En invierno, además de hacerse de noche apenas pasadas las 4 de la tarde, Bruselas es una ciudad que no tiene más colores que diferentes tonalidades del gris, una para el cielo, otra para los edificios, y otra paras las calles. Para completar la jugada, Bruselas es capital de un país en sí mismo surrealista. Un país partido en 2 por la frontera lingüística germano-latina, y que es capaz de sobrevivir sin un gobierno estable durante muchos meses, en esta ocasión yendo a por el récord sin gobierno, sin que nadie parezca ponerse nervioso.

La capital de la UE es además un lugar en el que varios grupos de población conviven sin apenas interactuar. Los negros del barrio de Matongé y los blancos de la plaza de St Boniface no entran unos en los bares de los otros, aunque estén separados por apenas 20 metros. Los turcos y armenios trasladan sus conflictos al barrio de St Joost, mientras que los funcionarios y europijos, sólo 100 metros más arriba, viven en el área de Schuman, una de las más tranquilas (y aburridas).

En definitiva, un sitio raro, un sitio oscuro. Quien vive aquí se va formando poco a poco la imagen de la ciudad, a la vez que se acostumbra. Tiene que ser alguien que venga de visita el que se de cuenta de que algo extraño pasa. El turista se encuentra por ejemplo con el ascensor que sube hacia el Palacio de Justicia, y se pregunta por qué de repente la ciudad sube de golpe 60 metros. Por qué tienen la sensación de estar en un videojuego, haber acabado la primera pantalla, y “subir al nivel 2”. Algo tiene que haber ahí.

Y en efecto, los alrededores del Palacio de Justicia son un sitio ideal para darse cuenta de que hay “algo”, otra cosa, una especie de mundo paralelo, una suerte de hermanamiento de la ciudad al otro lado. Una ciudad oscura, Brüsel, un mundo conectado con Bruselas por una serie de pasajes…

El Palacio de Justicia. Palacio de los Tres Poderes.

El Palacio de Justicia de Bruselas es un edificio imponente, gigantesco, mayor incluso que la basílica de San Pedro del Vaticano, y el mayor del mundo en el momento de su construcción, no por casualidad durante el reinado del megalómano Leopoldo II. Su autor, el arquitecto Joseph Polaert, convirtió una obra de 3 millones de francos en una de 50, que ya era dinero para 1860. El curriculum de Polaert no era muy extenso, pero algo debía de tener la única media iglesia que había construido antes de esta obra, cuando venció a los otros 21 proyectos presentados en el concurso público. Durante la construcción del palacio se destruyó una gran parte del barrio de Marolles. Desde entonces, a raíz de la furia popular, la palabra “arquitecto” es usada en el dialecto bruselense a modo de insulto.

El Palacio de Justicia está considerado como uno de los principales pasajes hacia Brüsel, y tiene incluso una réplica al otro lado llamada el Palacio de los Tres Poderes, que en vez de cúpula está coronado por una pirámide. Es muy fácil perderse en su interior, y los planos exactos del edificio son desconocidos: Polaert murió antes de acabar la obra y los planos desaparecieron con él. El alcalde de Bruselas que dio luz verde a la obra, Anspach, murió también pocas semanas después de Polaert.

No deja de ser curioso que esté continuamente en obras.

La estación de Metro de Porte de Hal

Al lado del Palacio de Justicia está la estación de Metro Louise, que nunca se llegó a terminar. Los obreros no quisieron seguir la obra, porque decían que ocurrían cosas extrañas. Y hay todo un nivel de la estación casi finalizado y sin utilizar. El Metro es el hilo conductor que nos lleva al siguiente pasaje, sólo unos cientos de metros más abajo está la estación de Porte de Hal, otra de las “puertas” de Bruselas.

Se dice que Porte de Hal tiene una réplica exacta en Brüsel. La propia decoración de la estación es un permanente recordatorio, aunque miles de personas pasen cada día sin darse cuenta de todos los símbolos que hay alrededor. El Tranvía 81, otra conexión entre ambos mundos, está incrustado en las paredes, atravesándolas.
El tranvía 81 sigue una línea paralela en ambas ciudades. Prácticamente toda la ruta del 81 tiene su réplica en el lado oscuro: la Iglesia de la Santa Trinidad (Templo de los Agustinos en su contraparte oscura), Bockstael, Montgomery, o el Museo Wiertz, otro posible pasaje.

La tienda de comics: Brüsel

Dicen que lo mejor para ocultar algo es hacerlo tan evidente que pase desapercibido, y esta es la estrategia para tratar de ocultar este pasaje. La tienda de cómics situada en el Boulevard Anspach (este era el alcalde entonces ¿casualidad?), es claramente otra vía hacia el otro lado. La tienda contacta con el bar Falstaff, situado en perpendicular en la misma manzana, y probablemente ambos lugares compartan el mismo pasaje. El Falstaff es idéntico a su contraparte oscura, lo que conlleva el riesgo de que se puede cambiar de dimensión incluso sin darse cuenta.

En Brüsel (la tienda) se puede encontrar curiosamente la mejor guía para quien quiera viajar, “Le guide des cites“.

 

Otros pasajes

La ciudad tiene otros edificios relevantes que ocultan su función. El museo del cómic, por ejemplo, tiene una copia exacta en Brüsel, en la que sin embargo no hay cómics sino la actividad original del edificio, un espacio comercial.

La Galería de la Reina tiene una particularidad especial, pues contiene una réplica de la bandera de Canadá. Lo interesante del caso es que esta Galería fue construida cien años antes de que se diseñara la bandera.

Otro candidato es el mural dibujado en una pared de la ciudad por François Schuiten, llamado precisamente “Le passage“, situado en la Rue Marche-au-Charbon.

El documental: Le Dossier B

Se han llevado a cabo varias investigaciones sobre esta ciudad paralela. Con el nombre clave de “Dossier B” se presentó un libro de 1960 que explicaba los resultados de Pierre Lidiaux (se pronuncia igual que “el idiota”) y de un grupo secreto a partir del Museo Wiertz y de diferentes elementos arquitectónicos de la ciudad, tratando de buscar pasajes hacia la ciudad oscura. Del libro no quedan copias, y Lidiaux desapareció en 1974.
También lleva el nombre de “Dossier B” un documental, la más reciente oportunidad de explicar este misterio. Hasta ahora, todos los intentos se han saldado con la desaparición de los documentos existentes, y de los protagonistas implicados. Desde Polaerts hasta Lidiaux, todos aquellos que han estado relacionados con la ciudad oscura ya no están. Como tampoco están los documentos que prueban todo esto.

Hace 2 años encontré la editorial del Dossier B, me acerqué y me hice con una copia. Debería de buscar a ver donde la tengo…

2 comentarios

Archivado bajo Bruselas

2 Respuestas a “Brüsel, la ciudad oscura

  1. silvia

    Y cuando la encuentres, haz el favor de compartirla,que me he quedado en ascuas…

  2. Pagafantas

    Buen post y mejor comic. Tendré que acercarme por Bruxelles para hacerme con más volúmenes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s