Punittori della notte a Venezia

Después de casi un año y medio, he vuelto a Treviso. Aprovecho para rescatar esta historia de aquella vez, abandonada a medio redactar en la carpeta de “borradores”, para publicar al alimón junto con el relato del viaje del pasado fin de semana, ya en Isprania. Valga como recuerdo para mis compañeros de beca ICEX, en especial para los europeos que nos reunimos en Caselle di Altivole en aquella inolvidable ocasión.

* * *

Con mucha antelación había logrado un buen precio para el vuelo Charleroi-Treviso, que debía llevarme al fin de semana de recogimiento espiritual de los informáticos ICEX europeos. El día antes del viaje, Ryanair dijo que alomojó había huelga. Y en efecto, el viernes por la mañana me había quedado sin el vuelo de por la tarde. El fin de semana en casa de Guerrino con 12 de mis compañeros parecía desvecerse en el último momento.

Bruselas, viernes por la mañana

9:58. Mensaje a la lista de correo de Informáticos europeos, ¡Rafa-Bruselas se cae del viaje!
10:06 Elena-Atenas avisa de que deberían de indemnizarme o meterme en otro vuelo.
10:10 Todos los vuelos de Ryanair cancelados. Todos los demás vuelos desde Bélgica a Italia por encima de 160€.
10:22 Guerrino convoca la búsqueda de vuelos alternativos.
10:33 Chelo-Dublín llama a Ryanair para meter presión.
10:39 Guerrino lanza la campaña “1 copa menos, 1 Rafa más” solicitando la aportación económica del personal para comprarme otro billete
10:59 Diego-Praga localiza un vuelo alternativo: Amsterdam-Milán a las 7 de la tarde por 160€ con Transavia.
11:06 Javi-Lisboa da la pista buena: el seguro de viaje del ICEX cubre hasta 200€ por cancelación de vuelos.
11:15 Miguel-La Haya confirma que el tren Bruselas-Amsterdam cuesta 35€.
11:33 La aseguradora confirma que las huelgas están cubiertas por el seguro del ICEX, y que paga el nuevo billete.
11:40 Iván-Milán sentencia: “a un castigador no le detiene una huelga de aviones”.
12:15 Chelo-Dublín consigue que me devuelvan el dinero del vuelo cancelado.
12:50 Compro los nuevos billetes y le envío las facturas a la aseguradora.
12:53 Rafa-Copenhague confiesa que él, a diferencia de todos los demás, sí que ha currado esta mañana y que no se ha enterado de nada.
12:57 3 horas y 34 correos electrónicos después, vuelvo a tener vuelo. Salgo inmediatamente para la estación.

Milán, viernes por la tarde

Quedada europea: llegan becarios de Milán, Estocolmo, París, Moscú, Praga, Copenague, Berna, Dublín, Atenas, Bruselas (vía Amsterdam) y Varsovia. El aeropuerto cercano a nuestro destino era el de Treviso/Venecia. Sin embargo estábamos en la otra punta del norte del país. Después del reencuentro y de recopilar a todos los viajeros de los varios aeropuertos milaneses, nos metimos en la autopista camino de la casa del castigador.

Caselle di Altivole, viernes por la noche

Nuestros anfitriones, Tiziana y Rino, también conocidos como “los padres de la criatura”, tenían organizada una buena fiesta a nuestra llegada. La comunicación con ellos fue en un fluido italiano (por su parte) y español (por la nuestra), y es que cuando hay voluntad, no solo hablando se entiende la gente. El equipo local lo completaba, la criatura, el Guerri, con Ágata como invitada de honor, y estos como nuevos exponentes de la juventud italiana y polaca respectivamebte, ya mezclaban idiomas a su antojo.

collageveneto3

Los reencuentros ICEX tienen un par de himnos oficiales, que fueron desafinados hasta la extenuación: quedó claro que e’ un mondo difficile, y que la ciudad es tan grande, pero tu amor, tan pequeño. Podría decir que a lo largo de esa noche hubo quien se hizo fan del ron, de distintos tipos de ron, pero sería incorrecto: ya veníamos todos hechos fans de casa.

punittori1

Venecia, sábado

El tren nos llevó a la ciudad entre las aguas. Nos sumergimos (no literalmente) entre los canales. Haciendo a veces el turista, a veces el becario, le dimos la vuelta a la ciudad histórica, comimos pizza, y nos hicimos fotos en las que estamos estupendos y castigamos que da gusto.

collagevenezia

Pese a la dura jornada turística, aún hubo fuerzas por la noche para buscar una discoteca, perdida por algún lugar de la provincia de Treviso (pero con piscina), y darle al saturday night.

Caselle di Altivole, domingo por la mañana

El domingo se presentaba tranquilo. En el planning había un poco de resaca, el remate de los barriles de cerveza que quedaban de la noche anterior, una comida ligerita, y despedir al equipo milanés, que tenía que arrancar temprano para coger los respectivos vuelos. Brindamos todos, por la causa, por el reencuentro, por la próxima ocasión.

dscf1383

En principio, allí se había acabado todo. Pero hay elementos a los que no se les puede dejar solos. No recuerdo muy bien como llegamos a esta situación:

marchamarcha

Treviso, domingo por la tarde

Antes de que llegara la hora de mi partida, y teniendo en cuenta lo aparatoso de mi viaje, me preguntaron cientos de veces por el vuelo de vuelta:
¿El vuelo de vuelta? No, ese no me lo han cancelado.

Así que me llevaron al aeropuerto de Treviso, presto a volver a Bruselas. Y bueno, me volvieron a traer desde el aeropuerto…
Me han cancelado el vuelo de vuelta y estoy casi seguro de que ya habían avisado el viernes…

Efectivamente, en la web estaba puesto desde el viernes que el vuelo de vuelta también se había cancelado. Le anoté +2 minipuntos a mi subconsciente, que hábilmente había evitado comprobar esa información. Ryanair me cambió el billete, sin gastos, para el lunes por la mañana. Envié un par de mensajes a la oficina para avisar de que la berza que tengo en la cabeza gozaba de buena salud, y de perdidos al río, en concreto al río Brenta, que es el que pasa por allí.

Bassano del Grappa, domingo por la noche

Así que era el último invitado en marcharse, lo que me permitió pasar una noche más tranquila, acompañando a Gueri, a Ágata, y a sus amigos Massimo y Alberto. Cenamos tranquilamente al aire libre, al lado del río, mirando hacia el Ponte degli Alpini, característica estampa de Bassano.

Y tras la cena, cruzamos el puente y nos dirigimos al Museo degli Aplini. No porque tuviéramos ningún interés cultural particular, sino porque en la parte de arriba del mismo estaba abierto el bar. Y como Bassano del Grappa no se apellida así por casualidad, nos tomamos unas cuantas Grappas, en lo que sería ya el último brindis, a nuestra salud, antes de emprender definitivamente el retorno.

basano

4 comentarios

Archivado bajo ICEX, Viajes

4 Respuestas a “Punittori della notte a Venezia

  1. Pingback: Ispra (Varese) >> Caselle di Altivoli (Treviso) « Boronatix en Isprania

  2. Ni Pérez Reverte lo habría relatado mejor.
    Qué envidia sana que das!!

  3. Qué recuerdos!! Muchas gracias por el post Rafa :)!!

  4. Casi un año que tardo en leer esto, qué recuerdos, qué morriña, joder!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s