Curiosidades belgas (I)

Es lo que tiene el choque cultural del cambio de país…por mucho que estemos al lado, hay que pasar muchas fronteras: la frontera de Francia, la frontera del idioma, y la frontera de lo raro. Lo que es raro para tí, esta gente lo lleva viendo normal toda la vida. Aquí van algunas de las curiosidades de estos casi ya dos años a este lado de la rareza.

Por qué le cambiaron el nombre a Mister Proper

Resulta que aquí el calvo Mister Proper se llama Mr. Propre. El término propre, en francés, significa limpio. Así que, gran misterio resuelto, podemos dormir tranquilos, Don Limpio es en realidad la traducción correcta, y aburrida, del producto original.

A mear en la Catedral

Estos desgraciados suelen cobrar por entrar al baño. Entre 20 y 50 céntimos hay que soltarle a la Madame Pipí de turno, que a cambio se supone que limpia el cuarto de baño y lo deja hecho una patena. Da igual, nos han puesto un reto que como españoles hay que aceptar: mear sin pagar. Para ello, y aprovechando que estos belgas no están preparados para luchar contra la picaresca, subiremos al último piso del cine para buscar el único baño sin vigilancia, aseguraremos que no llevamos suelto encima y juraremos que venimos en seguida a pagar (después de mear, claro está), entraremos al baño diciendo que pagaremos a la salida, y saldremos diciendo que ya hemos pagado al entrar, y entraremos a los baños de los bares de alrededor de donde estemos porque sabemos que ahí no cobran.

La Iglesia, tan vilipendiada por tantas cosas, nos brinda una excelente ayuda. Sitúa unos estupendos urinarios en la pared exterior de las catedrales para que el personal pueda aliviarse de gratis. En la foto, la Catedral de Amberes. También los hay en St.Catherine en Bruselas, y en la Catedral de Brujas.

El andamio colgante

La seguridad laboral brilla por su ausencia en muchas obras que se realizan en las calles belgas. Cada vez que aparece algo de esto, sale la frase de turno: un día va a ocurrir una desgracia. ¿Qué otra cosa cabe pensar al pasar por debajo de un andamio, e imaginar que está colgando de la fachada del edificio?

El Fiat 500

Cada país tiene su propia historia automovilística, en forma de vehículos históricos que aún se pueden ver recorriendo las calles. Al igual que en España tenemos el Seat 600,  en Alemania fue el Trabant el que marcó una época. Cuando llegas a Polonia, te sorprende encontrate tantos Fiat Polski. En Bélgica tienen también su histórico, el Fiat 500.

Dejar al niño en el carrito de la compra…

Oye, que se entretenga ahí jugando con la cerveza.

… y pasear al perro en su sillita

¿Eso que hemos visto pasar en una sillita era un caniche blanco?

4 comentarios

Archivado bajo Bruselas, MePicaEnFlandes

4 Respuestas a “Curiosidades belgas (I)

  1. Como me molan estas cosas!!
    Esperare ansioso una segunda entrega.

  2. silvia

    Siiii, la señora del carrito con el perro?¿seguirá yendo a Midi, domingo tras domingo?.Por cierto, en la próxima entrega es fundamental hablar de:la cantidad de tacones de mujer que hay por la calle entre los adoquines, y la cantidad de paraguas en las papeleras.Todo muy belga si. Bss

  3. Don Limpio, Mr. Proper, Mr. Propre….Mister Clean…¡me parece estar la (o una de las) única marca comercial y cambiar de nombre con el idioma!
    Herr Sauber

  4. francis

    mw encanta las fotos de la señora con su ´perrito, se ve q todavia hay personas q aman los animales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s