¿Tienes 25 dólares para financiar a emprendedores en el tercer mundo?

En 2006 el premio Nobel de la Paz se lo llevaron Muhammad Yunus, y el Grameen Bank. La razón: los microcréditos, líneas de préstamo para gente pobre que jamás tendría opción a crédito de seguir los criterios habituales de los bancos.

Dos cuestiones: ¿Un banco ganando el Nobel de la Paz? ¿Dar créditos a gente que no los puede pagar no es una locura?

El microcrédito, entendido como un préstamo a emprendedores en los países más desfavorecidos (seamos correctos: más puteados), se ha consolidado como una de las herramientas para el desarrollo más importantes de la actualidad. Además, llevando a cabo una idea que en principio puede parecer una locura: ofrecer créditos a quienes apenas tienen dinero.

Y el caso es que funciona. Los emprendedores del tercer mundo no necesitan grandes cantidades de dinero para poner a funcionar sus negocios. La mayor parte de quienes reciben estos préstamos son mujeres, que logran poner en marcha su negocio, expandirlo, contratar a más gente si se tercia, y obtener suficientes beneficios para devolver el préstamo, que suele tener unos intereses muy altos.

Hasta ahora, para nosotros, el microcrédito era una herramienta teórica, de la que habíamos oído hablar (poco) a algún iluminado, y que en todo caso nos pillaba muy lejos.

Ya no. A través de una red social, ahora podemos formar parte de esto. Ahora puedo, desde el salón de mi casa, financiar a emprendedores al otro lado del planeta. Necesito 25 dólares, y un montón de amigos que pongan otros 25.

La propuesta es la siguiente:

– Los emprendedores explican su proyecto. Por ejemplo Patricia Odoo, 30 años, de Ghana, madre soltera y emprendedora. Antes vendía cosméticos, pero se dió cuenta que una tienda de telas y de material para elaborar ropa tenía más tirón. Ahora quiere consolidar su tienda, comprando mercancía (telas, cremalleras, etc.) y necesita 1.025 dólares. Los devolverá en 6 meses.

– Una entidad de microfinanciación evalúa su proyecto. En este caso es Sinapi Aba Trust, una ONG cristiana sin ánimo de lucro, que lleva 13 años trabajando en Ghana. Ha analizado el proyecto de Patricia y ve que tiene todas las garantías de éxito. Será esta entidad la que entregue el dinero y gestione el cobro.

– Tu y yo vemos esta información en Kiva. Nos interesa prestarle dinero a Patricia para que amplíe su negocio. Le dejamos 25 dólares, y esperamos a que otra gente ponga su parte hasta completar el dinero requerido. En Kiva se gestionan casi 25.000 proyectos como el de Patricia. Hay 66 entidades como Sinapi Aba. Necesitábamos un montón de amigos para que nuestros 25 dólares sirvieran para algo, ¿qué te parecen 157.000? Con razón el número de días que se tarda de media en financiar un proyecto es de 1,03.

– Cuando se ha recaudado todo el dinero necesario, la entidad microfinanciera le entrega el dinero al emprendedor, y controla que lo vaya devolviendo en el plazo establecido. Cuando todo el dinero se ha devuelto, nos reingresan nuestros 25 dólares.

El usuario de la web no gana dinero, sólo recupera lo que ha puesto. Los microcréditos se ofrecen a un alto interés a los emprendedores, y ese interés cubre los gastos de la entidad de microcrédito.

Como en todo, hay riesgos. Puede que haya quien no pueda devolver el dinero, y puede que demos con un listo que no quiera hacerlo. Además, en zonas conflictivas como la franja de Gaza la situación tan difícil del entorno provoca mayores dificultades. Todos los datos sobre los impagos se pueden consultar en la sección de “partners” de la web, que generalmente explica las causas de los mismos. Con todo, hasta la fecha, y habiendo hecho préstamos por casi 16 millones de dólares, el porcentaje de impagos es del 0,23%.

Comencé con esto animado por Javi, y entre los negocios que estamos financiado están: Zahir Orujov, un pastor de Azerbayán que va a comprar 10 ovejas más; Karen Castro, una chavala ecuatoriana que tiene una tienda de gas; y Adesuwa Okugbu, que vende en Nigeria material de construcción. Y alguno más, a razón de 25 dólares cada uno.

Zahir OrujovAdesuwa Okugbu

Para participar basta con darse de alta, subir unos cuantos dólares a través de PayPal con la tarjeta de crédito, y seleccionar el negocio que más te guste. También puedo enviarte una invitación al correo electrónico, y así puedo ver lo que financian mis amigos: Vanessa sobre todo quiere apoyar a mujeres africanas, y Rober está pensando en hacer un artículo sobre Kiva para algún periódico asturiano o nacional, y sería la primera vez que se publica algo sobre esto en España.

¿Te animas?

1 comentario

Archivado bajo worldview

Una respuesta a “¿Tienes 25 dólares para financiar a emprendedores en el tercer mundo?

  1. Toño

    Super interesante… Muchas gracias! Siempre tan didáctico. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s