A qué jugamos Los Verdes de Asturias en estas elecciones.

Sale estos días en la prensa local la confirmación por parte de IU de la lista electoral de Avilés, en la que figura en el número 6 un representante de Los Verdes, que viene siendo un servidor.

En el artículo de La Nueva España citan además la anécdota de que tengo un hermano pepero, al que por cierto espero en breve en Bruselas. Así que es buen momento para explicar de qué va toda esta historia de que Los Verdes se presenten en coalición con Izquierda Unida y el Bloque por Asturias.

Una idea sencilla pero necesaria de entrada: seguimos siendo Los Verdes. Esto no es una fusión, sino un pacto electoral.

¿De qué va el acuerdo?

2 puntos clave: puestos, y programa.

Si el número de votos se repite con respecto a las últimas elecciones, Los Verdes de Asturias tendríamos por primera vez representación en los Ayuntamientos (entre 2 y 6 concejales).

Se consideran “de salida” aquellos donde, en el puesto que ocupamos en la lista, IU ya tiene un concejal: son Mieres (Olga va en el 4) y Cudillero (donde en principio vamos encabezando). Los “probables” serían aquellos donde sumando los votos de Verdes e IU en las pasadas elecciones, entraríamos en el Ayuntamiento: son Siero (Mireia está en el puesto 3) y Oviedo (Ballesteros va en el 3 también). Luego los hay “difíciles”, deberían de crecer mucho los votos para entrar: son Langreo (puesto 8, solo entramos si se ganan las elecciones), Llanera (puesto 3, con Valentín), en Villaviciosa (que también se encabeza) y en Gijón (puesto 4 para María José). Los puestos “de figurar” son donde vamos pero no tenemos opciones salvo vuelco electoral histórico. Como por ejemplo Avilés. Y también Carreño (8), Castrillón (8), Salas (Pepi va en el 2) y Cangas del Narcea (9). Y las candidaturas a la Junta General (8 por la central, 2 por occidente, y 2 por oriente).
Si hay grupo parlamentario en la Junta, se creará la Oficina Verde. Esto es de lo más importante: supondrá tener a una persona contratada a tiempo completo, dedicada a apoyar el trabajo político verde. Esto tiene que suponer subir un nivel, porque hasta ahora todo se venía haciendo “en la oficina verde de tu casa”, política artesanal como corresponde a un partido pequeño.
Una de las opciones que se darán a nivel regional es que IU pacte de nuevo con el PSOE para gobernar. En ese caso la coalición IU-BA-Verdes podríamos entrar en el gobierno regional. El pacto contempla que de ser esto así, Los Verdes tendrían una dirección general por cada Consejería que dirigiese IU (en la actualidad dirige 2). Serían preferiblemente una D.G. de Sostenibilidad (de nueva creación) y una de Agricultura Ecológica y Desarrollo Rural.

Y luego el programa. La idea clave es la sostenibilidad: “la urgencia de poner en marcha un modelo de desarrollo sostenible para Asturias“, y “ha de sustituirse el actual modelo económico desarrollista, basado en el consumo masivo de energía, materias primas y suelo, por otro más moderno, fundamentado en el empleo de nuevas tecnologías y en el desarrollo del I+D+I“. Entre lo que he visto en concreto más interesante: paralización del embalse de Caliao, oposición al dragado de la Ría de Villaviciosa, y más en general: ahorro energético y renovables, promoción de la fiscalidad verde, asturiano lengua oficial. Y un punto que a la prensa parece que le dará que hablar: eliminación de los coches oficiales cuando se amorticen los actuales. En breve estará el texto completo en la web de Los Verdes de Asturias.

Ha habido también temas que no se han pactado. Algunos comparten una característica: IU justifica la defensa de proyectos considerados insostenibles desde Los Verdes por la creación de empleo que se les supone.

A cambio, Izquierda Unida convierte a un rival electoral en un aliado. Se publicita junto a la marca “verde”, lo que le confiere una imagen más ecológica, y espera crecer un 10% en votos.

Las críticas

Que las ha habido, y las habrá. Hace varios meses había tres opciones sobre la mesa: un pacto “nacionaliego” con Izquierda Asturiana y Andecha Astur, un pacto con Izquierda Unida, y la posibilidad de ir en solitario como hasta ahora. El bloqueo de las negociaciones con la izquierda nacionalista ha supuesto una buena carga de críticas desde ese sector, que estaba ilusionado con el proyecto, y el pacto final con Izquierda Unida ha traído también discrepancias desde el ala ecologista. Desde dentro, no hace especial gracia pactar con IU, pero al final se ha optado por “mancharse” pactando y tener a cambio responsabilidades, que mantenerse “puro” no pactando y seguir fuera de las instituciones.

Que nos podemos haber equivocado. La crítica más fuerte, decía uno que sabía, debe de ser la autocrítica. Lo iremos viendo según pase el tiempo. Los Verdes tienen con el pacto una proyección mediática mucho mayor que hasta ahora. Buena y mala noticia, según como se haga. Pero para un partido que lleva mucho tiempo diciendo que quiere pintar algo en la política regional, es el momento de batirse el cobre en el mundo real.

¿Y en Avilés?

No lo tenía pensado, francamente. No quería volver a presentarme hasta que no hubiese decidido que me quedaba a vivir en Avilés. Pero en un correo, incautamente, les comenté a mis congéneres verdes que contasen conmigo para lo que necesitasen. Y necesitaban poner a alguien encabezando Avilés, aunque estuviese a 3 países de distancia.

Así que ahora lo voy afrontando de otra manera: “From lost to the river” e “ir pa’ ná es tontería”. Ya que toca, vamos a intentar hacerlo bien. En estos meses ha cambiado también mi visión de lo que tiene que ser un partido verde. Ser candidato en Avilés, tomado aisladamente, me motiva poco. Sin embargo, sentirte parte de un proyecto joven, europeo, global, que quiere girar el mundo a verde, es otra cosa. La diferencia la ha marcado la gente verde que he conocido gracias a estar aquí, en especial los vinculados a Jóvenes Verdes.

Por otra parte aparecer como número 6 en la lista de IU es una putada. Izquierda Unida en Avilés está enfrentada con mucha gente y con muchas ideas que Los Verdes apoyan. Me comentan: “no sabes en que lío te metiste”, y “si reverdeces a Rañón te hacemos un homenaje”. Pero siguiendo con las citas: “he venido aquí a jugar”.

1 comentario

Archivado bajo Verdes

Una respuesta a “A qué jugamos Los Verdes de Asturias en estas elecciones.

  1. En todo caso será enverdecer, reverdecer es volver a transformar en verde algo y Ranón nunca fue Verde, y que lo sea en el futuro lo veo complicado. Aunque no hay nada imposible. Pero lo de la antigua térmica ha sido un golpe muy duro a las reclamaciones de Los Verdes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s