Asociación Internacional de Hijos de Puta


Un viernes por la noche, lo suyo es tomarse unas cervezas por el barrio. La semana pasada los “schumanitas” decidimos tomarnos una en El Canario Peludo (el séptimo mejor nombre de un pub, para alguien). Entre pinta y pinta, discutía con Alejandro (los amigos de mis amigos son mis amigos) algo sobre cómo arreglar el mundo. Se mezclaban mi optimismo ingenuo, y su relativo pesimismo con conocimiento de causa, no en vano su beca ICEX del año anterior fue en Ginebra, haciendo el seguimiento de la ronda de negociaciones de la OMC.

Hablábamos de cual podría ser la tarea más eficiente para conseguir ese mundo mejor: ¿implicación política? ¿movilización a través de la sociedad civil? ¿algo más concreto como comercio justo, o abolición de la deuda externa?

Cuando surgió el tema de la deuda, me comentó una noticia sobre Zambia. Este país había perdido un juicio en Londres por impago de deuda externa. Zambia debía pagar 40 millones de dólares a un fondo de inversión en compensación por una deuda comprada por 4. La historia completa es esta:

– Durante la guerra fría, en 1979, Zambia le compró tractores a Rumanía.

– Zambia fue acumulando deuda relativa al pago de este material. En 1999 llegó a un acuerdo con Rumanía para fijarla en 3 millones de dólares.

– Antes de finalizar este acuerdo, unos fondos de inversión le compraron la deuda a Rumanía por 4 millones de dólares. Zambia pasaba a deber ese dinero a la compañía americana Donegal International, registrada en las Islas Vírgenes.

– Ahora, los fondos de inversión le reclaman a Zambia el pago de toda la deuda incluidos intereses, por un total de 40 millones de dólares.

Para más inri, en el 79, Zambia no tenía un gobierno democrático. Existía una “democracia” sui generis en la que sólo había un partido legal, y en las elecciones se votaba para decidir la continuidad del presidente, con una papeleta que ponía SI o NO. La deuda externa que un país adquiere cuando no está gobernado democráticamente se denomina “deuda odiosa”, por haberse realizado sin el consentimiento del pueblo. Existe un consenso internacional acerca de que esa deuda odiosa no se debe de cobrar, y la de Zambia entra dentro de esta categoría.

Todo este proceso, sin embargo, es perfectamente legal. Por esa razón el juez le ha dado la razón al demandante: Zambia deberá pagar.

Con todo, algunos piensan que esto ha sido un éxito. Probablemente el juez decida que la cantidad a pagar esté entre los 10 y los 20 millones de dólares, bastante inferior a los 40 que pedía la acusación. Es, además, el primer país que se atreve a hacer frente a las presiones de estos fondos de inversión, denominados ” vulture funds” (fondos buitre) por el propio Fondo Monetario Internacional.

Me surgen dudas acerca de mi banco, ¿estará invirtiendo mi dinero en estos fondos? ¿cómo puedo saberlo? Si yo quisiera invertir en fondos, ¿cómo puedo garantizar que mi dinero no va a ser cómplice de apretarle las clavijas a un país en vías de desarrollo? En realidad, estoy tranquilo con mi banco: mi nómina la recibe un banco que se comporta de forma ética y no es parte de este escarnio.

Hay varias referencias a este asunto en la prensa internacional. No he encontrado absolutamente ninguna en la prensa española hasta la fecha.

BBC – Vulture funds’ threat to developing world

U.S. debt collector sues poverty-stricken african country

El tema me recuerda enormemente a un sketch de “El peor programa de la semana”. Salía Ramón Barea, y decía algo así como: “Me forro vendiendo armas al tercer mundo, exploto a trabajadores inmigrantes y les pago una miseria, … ¿y qué?” Fundido a negro. Texto en blanco: “Asociación Nacional de Hijos de Puta”. “Asóciate, hijoputa”.

Pues eso.

6 comentarios

Archivado bajo worldview

6 Respuestas a “Asociación Internacional de Hijos de Puta

  1. Un enlace también del Financial Times, que no opina exactamente lo mismo:

    ‘Vulture funds’ circle but debtors stay a moving target

    The damage that litigation inflicts is generally less than catastrophic. Losing $55m (in any case likely to be cut heavily by the court) would be damaging but not crippling for Zambia, which received debt relief with a net present value of $2.5bn in 2005. This does not stop campaigners and some donor governments arguing that debt relief efforts for the world’s poorest countries are being undermined. More cases like this may well produce a steady stream of business for Nigel and his handler in the coming years.

  2. Alex me pasa más información:

    Quien dio la pista de este tema fue Greg Palast, un periodista de investigación. Mantiene un weblog, en el que contó hace unos días que un senador americano le pidió personalmente a Bush que investigara este tema.

    Greg Palast colabora con Democracy Now, un medio independiente. Tienen media hora de reportaje sobre este tema (en formato RealPlayer). También tienen parte de la transcripción.

  3. Muy buen artículo de nuevo amigo, además sigues abriendo ojos. Gracias por ello. En breve mi dinero dejara de pertenecer a uno de esos bastardos, no sabia que existiera alternativa.

  4. Pingback: lamochila.net » ¿Solidaridad?

  5. he puesto becarios hijos de puta en google y me ha salido vuestra web, un abrazo.

  6. puto google… un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s