Mañana también estaré aquí

La sensación del primer día era la de no estar en una ciudad nueva ni desconocida. Hombre, influye que había estado aquí unas seis o siete veces. Lo nuevo no es la ciudad, sino en el tiempo que pasaré en ella. El momento en qué me di cuenta de que mi vida cambiaba fue cuando pensé que al día siguiente también estaría aquí, y al próximo también, y dentro de un mes también. El vértigo, la sensación de pensar “a ver dónde me he metido” llegó ahí, y se fue tan rápido como vino.

Desde el principio me encontré muy tranquilo en Bruselas. En parte es a causa de haberme venido un mes antes a buscar piso, a conocer a mi antecesor, y a ver la oficina. Entonces no tenía claro si debía dejarme 250 euros en el viaje y pasarme 4 días aquí, pero nada más llegar confirmé que había sido una buena idea. Encontré la que es ahora mi casa el último día de búsqueda en la última visita. Hay una web con fotos de la casa: mi habitación es la “first room” del “fist floor”. Está muy bien la cocina.

Antes de salir de Asturias había vaciado el ordenador de música: vida nueva, música nueva. Todavía no sé a qué suena la ciudad, pero me llamó la atención una cosa: hay estaciones de metro donde ponen música. Y no el hilo musical de las peluquerías, no. Esperando al metro he escuchado a los Beatles, a Jamiroquai, a U2, a Blondie

metrobxl.jpg

Ese primer día conocí a mis compañeras de aventura: las cuatro becarias ICEX que se pasarán un año en la Oficina Comercial de Bruselas: Guadalupe, Carlota, Gabriela y Paola. Fueron sin duda las protagonistas de ese día, y seguro que lo serán también de muchos otros. La sensación al conocer a mis colegas becarias fue muy buena. Aunque la foto no es del primer día, ya un poco se nos ve en la cara.

Becarios ICEX Bruselas 06/07

Otra de las sensaciones que tenía al empezar era de expectación porque en breve tendría la primera visita. El sábado 7 llegaban Carlos y Varela desde Asturias para acompañarme durante casi una semana.

Esto ocurría el miercoles 4. Al día siguiente debíamos estar a las 10 en la oficina.

4 comentarios

Archivado bajo MePicaEnFlandes

4 Respuestas a “Mañana también estaré aquí

  1. Nos alegra recibir noticias tuyas. Aqui nos tomaremos un pulpiño y un albariño a tu salud. Desde hoy no nos perderemos ninguna de tus aventuras.
    Saludos.

  2. Alejandro Varela González

    ¡Ahí-va-la-hostia! que diría el Ander (por cierto, si sigue buscando jugadores del Eibar destacados a lo largo de la historia, que lo deje ya, no vaya a quedar tocao por esto…) si salen nuestros nombres en las crónicas bruselenses.
    Qué recuerdos ver la foto de una parada de metro… haz el favor de poner en alguna crónica las fotos de todas las escaleras mecánicas averiadas a perpetuidad, pa que vea esta gente que en la capital de Europa no reluce todo 😛
    Y claro, dale recuerdos a tus “apañeras”.
    Ya casi tengo ganas de volver por ahí…
    Saludos Altito!

  3. Bueno, una ciudad donde ponen esa música en el metro no puede estar nada mal pero… irte sin música es más atrevido que ir sin trabajo :-P.

    Triunfaste con la elección del piso, al menos si las fotos no engañan. Vaya añazo que te vas a pegar.

    Pásalo bien, seguiré leyendo jeje.

  4. ANDER DEL CAMPO GUESALAGA

    Buenoooo, el Varelita…que tira a dar, !!Ahí-va-la-hostia!! . Al Eibar ni tocarlo, que la tenemos montada 😛

    Un saludo , para la pareja siderúrgica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s